Mural de David Alfaro Siqueiros en el Liceo Gronemeyer


Como parte de la actividad del Colectivo Muralista Guillermo Gronemeyer de Quilpué, este año se decidió pintar "detalles" de murales y obras en general artistas visuales que hayan desarrollado su obras principalmente en nuestro continente americano, así al interior de la Sala de Grabado, Serigrafía y Muralismo, los estudiantes podrán apreciar detalles de distintas obras y diferentes estilos que enriquecerán su visión y apreciación estética a través de las artes visuales. 
Es así como los integrantes de este colectivo muralista comenzaron a recrear el detalle de la obra de David Alfaro Siqueiros llamada "De la dictadura de Porfirio Díaz a la Revolución". 







David Alfaro Siqueiros, pintor mexicano, nacido en México el 29 de Diciembre de 1896 y fallecido en Cuernavaca el 6 de Enero de 1974. Inicio su formación en La Escuela Nacional y en la Academia de San Carlos de Bellas Artes, para continuar sus estudios en la escuela al aire libre de Santa Anita . Posteriormente formó parte activa de la revolución mexicana, donde participó junto al otro ilustre muralista José Clemente Orozco. Concluido el proceso revolucionario decide viajar por Europa durante tres años (1919-1922), en los que visita Francia, Italia o España y entra en contacto con las vanguardias de la época. Durante su estancia en la ciudad de Barcelona publica en 1921 un manifiesto acerca de su posición artística. De esta manera se proclama opuesto a las corrientes modernistas del viejo mundo y claro defensor del arte precolombino como fuente de inspiración e influencia directa.

Tras la finalización de la Guerra civil mexicana en 1920, y la instauración de un régimen nacionalista revolucionario que presentaba entre sus propuesta el renacer cultural del país, Siqueiros es requerido por el ministro de Educación Nacional de México José Vasconcelos, razón por la cual retorna y proclama una Declaración de principios sociales, políticos y estéticos, ejemplificada en los dos extractos reproducidos a continuación:

"Repudiamos la llamada pintura de caballete y todo tipo de arte fomentado por círculo ultraintelectuales porque es aristocrático, y ensalzamos el arte monumental en todas sus formas porque es propiedad pública"..."los creadores de belleza deben hacer el máximo esfuerzo para producir obras de arte ideológicas para su pueblo; el arte no debe seguir siendo la expresión de la satisfacción individual, como lo es actualmente, sino que debe tender a convertirse en un arte educativo y combativo para todos". 
Así, se constituyó junto a José Clemente Orozco y a Diego Rivera como uno de "los tres grandes" pintores del llamado muralismo mexicano. 





Publicar un comentario